HISTORIAS DE AÑO NUEVO

Hay quien dice que los griegos lo inventaron casi todo, y aunque evidentemente es una exageración, en lo que a gastronomía se refiere, estamos a punto de darles la razón: cada historia que no ha tocado investigar tiene sus raíces en la antigua Grecia .( o cerca)


Investigando sobre costumbres de año nuevo, nos ha tocado recordar las antiguas clases de Historia del liceo para ubicarnos contextualmente y de alguna manera se explica lo anterior: los antiguos griegos no despedían el año, ni celebraban el nuevo, pero mucho menos lo hacían en esta época, porque no se regían por este calendario, bueno ni siquiera tenían un solo calendario!

Las famosas ciudades-estado eran tan, pero tan independientes, que adema de tener su propias monedas, pesos y medidas, cada una tenía su calendario, por otra parte siendo un pueblo politeísta, cada ciudad tenía su Dios “principal” y por ende sus fechas, rituales y costumbres, en su mayoría las celebraciones se daban en verano : entre julio y agosto.

Lo anterior podría ser perfectamente la explicación de que “todo parte de los griegos”, ¿de cuáles? Pues eso si es más difícil de precisar y seguramente requerimos de estudios más profundos de cada polis.


Lo cierto es que solo con la entrada del Cristianismo a Grecia (cerca del 300 dc.) esto comienza a cambiar, trasladando la celebración para enero, sin embargo, no se celebra la navidad como tal, sino que el 01 de enero en la fiesta de San Basilio, se le dan regalos a los niños y se reparte un pan o pastel llamado vassilópita , en cuyo interior se coloca una moneda , simbolizando la devolución de Impuestos al pueblo .

Fue san Basilio- uno de los principales patronos de la Iglesia ortodoxa griega - quien se enfrentó al Emperador para lograr que cesaran los impuestos y no sabiendo cuanto correspondía a cada uno adoptó esta manera de devolverlos equitativamente, jugando un poco con el destino.


La receta de la vasilópita tiene también sus variantes en formas y tipos, pero la más común es de: manteca, azúcar, huevos, harina, bicarbonato, leche y ralladura de naranja. A menudo se le incluyen almendras y semillas de sésamo.

Dicen que así como la moneda simboliza la prosperidad y el agradecimiento, la dulzura de su masa simboliza la alegría de la vida.

En ZOÍ, cuyas raíces griegas son simbólicas, no le han puesto la moneda, pero si la alegría de la vida en la dulzura del budín de naranja, hecho para ti con una receta fiel , todo el año.


Fuentes : https://prodavinci.com, https://spiegato.com



189 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo