¿AL DERECHO O AL REVÊS?

Las rodajas de ananá en la tarta de jamón y queso, han despertado mucha curiosidad en los clientes de Zoì, pero esta fue la más simpática de las confusiones.


Cerca de las 11:00 de la mañana, Paola estaba ordenando la exhibición de platos del día cuando entro la colorida señora diciendo que quería encargar un “Pastel de piña volteada”. Pao la saludó y, aunque había escuchado a la perfección, solo comprendió la parte en que quería encargar un torta, así que amablemente procedió a darle el menú de tartas por encargo.

La señora lo leyó un par de veces y con car de decepción, entregando el menú de vuelta dijo “Pero aquí no sale, yo quiero un pastel de piña volteada”.

Pao se dio la vuelta buscando a la encargada con la mirada, mientras la señora hundió su cabeza en el celular, la encargada estaba en el depósito, así que Pao estaba un poco sin saber qué hacer, buscando ayuda en otros compañeros que no parecían notarlo, concentrados en terminar los platos del día, escuchó a la clienta interpelando a alguien en un mensaje de voz, no comprendió bien lo que dijo pero parecía asegurarse de que estaba en el lugar correcto.

En pocos segundos le mostró a Paola la pantalla de su teléfono: era una foto de Zoì anunciando las tartas, respiró aliviada “ Ahh , una tarta de jamón y queso con ananá” .

“No, no, no “dijo la señora casi gritando “No quiero torta de Jamón y queso , quiero pastel de piña” y continuo hablando de las características del postre popular en su país de origen- que más tarde supimos que era México. Pao alcanzó a preguntar “¿Queres esa tarta que sale en la foto?” “Si, esa “tarta” de piña volteada”, claudicando en la palabra torta A esas alturas todo indicaba que estaban cerca de una dialogo típico de los 3 chiflados, así que Pao optó por ir en busca de ayuda “Esperame un momentito por favor”

Pao se trajo casi a rastras al cocinero venezolano que continuaba afanado en terminar de adornar sus platos del día, quien saludó a la clienta y en cuanto la escuchó soltó la carcajada, se trataba de otro de esos deslices de la transculturización que alcanza a la gastronomía.

Partiendo de que esta fruta, nativa de América del Sur, es conocida en el Caribe como “Piña”, sin embargo en el Sur del Continente, donde la mezcla del guaraní con el portugués termina denominándola “Ananá”, la piña es el fruto del pino y, de paso, no se come.

En este caso también hubo una confusión visual, el pastel o torta de “piña volteada” es un postre muy común en México , Venezuela y casi todo el Caribe , en este caso la piña va en el fondo de la asadera y una vez cocinada , se da vuelta ( “Volteada”) y queda arriba. En el caso de la tarta de Zoì es el adorno superior de una tarta agridulce de jamón y queso, dándole una visual dulzona.

Cuando regresó la encargada, los tres reían de la confusión y e involucrándola acordaron que, la señora probaría la tarta de jamón y queso con ananá y ellos irían a la práctica de la torta volteada de piña para ofrecerla próximamente.

Antes de que esto último sucediera, la señora llamó para encargar- ahora si- una tarta entera de jamón y queso con ananá, la cual se llevó gustosa, pero eso sí, sin dejar de recordar la promesa de que le practicaran su “Pastel de piña volteado”.




136 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo